El voto voluntario desde los dieciséis años y la decisión de “privilegio” de los partidos políticos, son las dos grandes diferencias entre bancadas. 

Las primeras diferencias del proceso ya se vislumbran por los pasillos del órgano redactor. Grandes discrepancias han manifestado las bancadas del Consejo Constitucional en el inicio de las discusiones de enmiendas en la Comisión de Sistema Político, Reforma Constitucional y Forma de Estado. 

El poco consenso se ha generado a contar de más de un punto, no obstante, particularmente los intercambios de opiniones se han centrado en torno a los detalles del voto voluntario desde los dieciséis años y de la decisión de “privilegio” de los partidos políticos.

La situación comienza a tomar trascendencia. Pues, como la “hora de la verdad” se ha apuntado este inicio de la discusión de las enmiendas. Sesiones donde cada bancada se sincerará y defenderá las solicitudes propuestas del anteproyecto. Hecho no menor, dado que se dialogará en las semanas previas a las votaciones del Consejo Constitucional. 

Este lunes comenzó el debate en la cuarta comisión en materia de derechos sociales. Misma oportunidad en que se conoció el rechazo de la Corte Suprema. Aquello, ante el reclamo hecho por Consejeros oficialistas con intención de evitar las pretensiones del Partido Republicano y Chile Vamos.

El inicio de discusión de enmiendas en el Consejo Constitucional

Uno de los puntos donde no se ha encontrado convergencia es en la enmienda que propone el voto voluntario desde los dieciséis años. Puntualmente, generando diferencias por integrantes de Chile Vamos y Republicanos, al afirmar que los menores de edad votarían con menor preparación. 

Bajo lo descrito, la integrante del Frente Amplio, Antonia Rivas, indicó que esta enmienda sería un aporte para la participación política y ciudadana. 

“Su ejercicio en esté caso sería voluntario y el fundamento tendría que ver con empezar a garantizar y fomentar en los niños y niñas algo tan importante como lo es la participación ciudadana y educación cívica”, argumentó Rivas.

Otro de los focos que ha sido fuertemente cuestionado es la enmienda del Partido Republicano que propone que los partidos políticos no podrán intervenir en actividades ajenas a las propias, ni tener privilegio alguno de la participación ciudadana. 

Frente a lo expuesto, desde el oficialismo han señalado que limitaría el ejercicio de la política. En la misma línea la consejera y presidenta de Evópoli, Gloria Hutt, no considera que restringir los partidos sea lo mejor para generar una mayor confianza.

En las próximas horas, comenzarán a sesionar el resto de las comisiones, siendo los primeros aprontes para las votaciones de las enmiendas, que comenzaría a partir del lunes 21 de agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *