Oficialismo celebra, con un sobrio punto de prensa, el triunfo del "En contra" por sobre el "A favor" sobre la propuesta constitucional.

Con un sobrio punto de prensa del oficialismo, que contó con los diez presidentes de partidos políticos e, incluso, la Democracia Cristina, la jefa del PS, Paulina Vodanovic, aseguró que “tenemos por delante la urgente necesidad de sintonizar la agenda del Chile real con las prioridades del sistema político”. 

Aún no concluía el conteo de los votos y en las dependencias del Partido Socialista ya se comenzaban a vislumbrar los primeros aplausos y abrazos de triunfo. Pues, todos se reunieron, mientras las mesas eran encutradas, en la oficina de Vodanovic, lugar donde se realizó la declaración conjunta que representó a los partidos del oficialismo.

“El triunfo del ‘En contra’ se constituye en una bocanada de aire fresco para un tiempo político que ha estado marcado por la discordia y la polarización”, partió indicando el timonel del PS. “Hoy ha quedado claro que Chile rechaza la consolidación del modelo de las afp e isapres, poniendo una vez más en el centro de las preocupaciones nacionales la necesidad de construir un gran acuerdo que modifique estructuralmente estas dos demandas”, continuó agregando. 

“Quedó de manifiesto que la mirada de país y sociedad que perseguía Kast, los republicanos y la mayoría circunstancial que se generó al inicio del proceso no son la aspiración de las familias chilenas ni menos las bases de la construcción de un país”, siguió la jefa del PS.

También, la senadora aprovechó la instancia para afirmar que el sector no estará dispuesto a participar de un tercer proceso constituyente. Es más, remarcó que “tenemos por delante la urgente necesidad de sintonizar la agenda del Chile real con las prioridades del sistema político. Esto es seguridad, crecimiento económico, empleo, pensiones, salud y educación”.

Lo anterior vino reforzado por los militantes de la Convergencia Social. “Sabemos que quienes hoy nos miran en sus casas tienen frustración, cansancio y desesperanza. Por ello, queremos transmitir que con la mayor humildad posible estamos dispuestos a tender una mano a quienes están al frente para avanzar en una agenda que logre resolver los problemas”, dijo el diputado Ibáñez.    

Por otra parte, Velarde (Comunes) planteó pasajes similares previo a la declaración oficial. “El que gana hoy es la gente y tenemos que resolver sus problemas. No hay nada que celebrar. Más que salir a festejar, hay que ponerse a trabajar”.

Otro de los sectores que no se restó del moderado triunfo fue el Partido Comunista que, esta ocasión, contó con la presencia de su presidente Lautaro Carmona. “Nosotros como partido político vamos a asumir lo que acordamos. En este partido político no hay ninguna posibilidad de un tercer o cuarto proceso constitucional”.

Las declaraciones del mandamás de dicho sector vienen de la mano con la línea escogida por el Gobierno del Presidente de la República Gabriel Boric.

El cierre del proceso y las nuevas prioridades del Gobierno

“Compatriotas, hemos tenido, como es habitual, una ejemplar jornada eleccionaria que ha sido tranquila y expedita. Chile puede una vez más estar orgulloso de sus instituciones. Quiero agradecer al servicio electoral, a los efectivos de las Fuerzas Armadas que resguardaron los locales de votación y en especial a los vocales de mesa, apoderados y apoderadas, y a todos quienes han hecho posible que el plebiscito de hoy se realice en orden y calma”. Estas fueron las primeras reacciones, que, con un tono de agradecimiento el Presidente, Gabriel Boric, definió el proceso plebiscitario.

Sin embargo, luego de agradecer a “todo el pueblo de Chile”, el mandatario fue claro con los resultados y el ambiente sociopolítico: “Con esto, quiero ser claro, durante nuestro mandato se cierra el proceso constitucional”, precisó.

Parte de la decisión del Gobierno se centró en que hoy, “las urgencias son otras”, dijo el presidente. Junto con reconocer el triunfo, hizo un llamado a no “ignorar a quienes son circunstancialmente derrotados”.

Al mismo tiempo, fue enfático: “nuestro país seguirá con la constitución vigente porque luego de dos propuestas constitucionales plebiscitadas, ninguna logró representar y unir a Chile en su hermosa diversidad. El país se polarizó, se dividió y al margen de este contundente resultado, el proceso constitucional no logró canalizar las esperanzas de tener una nueva constitución redactada para todos”.

A juicio del Presidente, la política “está en duda con el pueblo chileno”. Por más que el proceso buscó en algún momento traer esperanza, “generó frustración y hasta hastío en una parte relevante de la ciudadanía y eso no podemos ignorarlo”.

Es por esto, que anunció un cambio en sus prioridades como ejecutivo. “Vamos a enfocar el trabajo de todas y todos en producir los acuerdos y soluciones que Chile necesita en materia social, económica y de seguridad sin más demoras ni excusas”, fueron algunos de los puntos que recalcó en una transmisión por cadena nacional. 

Bajo esa línea, informó que mandató a su gabinete a “retomar cuanto antes el trámite legislativo de la reforma de pensiones y el pacto fiscal de crecimiento y distribución más justa de la riqueza”. Como también a redoblar los esfuerzos en materia de seguridad, por el avance del crimen organizado, el acceso a derechos igualitarios, salud vivienda, educación y pensiones. Áreas, que son “la prioridades de los chilenos”.

Por último, concluyó su discurso en que se debe trabajar “en el bien superior de Chile que cuando nos unimos detrás de ese propósito de poner por delante a Chile y sus habitantes siempre logramos cosas buenas, siempre logramos salir adelante mejor. La patria necesita de todos y todas. Muchas gracias y que viva nuestro hermoso Chile”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *